La pediculosis es una infestación de la piel por piojos que son pequeños animalitos de seis patas, que llamamos parásitos por que se alimentan de nuestra sangre. Hay diferentes tipos de piojos, pero los piojos de la cabeza (Pediculus Capitis), son los que representan el problema más común entre nuestros hijos. Está comprobado que los piojos buscan y requieren del calor para poder reproducirse y es en ésta temporada cuando en México aproximadamente seis millones de personas principalmente, en edad escolar se ven afectados ante esta situación.

El contagio se produce mediante el contacto de una persona infectada con este parásito, o con algunos de sus elementos de uso personal (por ej.: peine, cepillo, vestimenta, almohada, etc.)Los especialistas dicen que la higiene personal no predispone esta condición ya que los piojos pueden afectar a cualquier persona, de cualquier clase social y su propagación no tiene nada que ver con la higiene.

¿Cómo se pueden evitar los piojos? 

  • Revisar frecuentemente la cabeza de los niños, principalmente detrás de las orejas y en la nuca.
  • Lavar con frecuencia el pelo.
  • Peinar y cepillar diariamente el pelo.
  • Limpiar peines y cepillos con frecuencia.
  • No intercambiar útiles como peines, gorros, gomas, horquillas, etc.

Se sugiere peinarlos con gel, ya que este tipo de producto impide que se peguen los bichos. En el caso de las niñas, una coleta y el cabello sobrante trenzado es la mejor opción.

¿Cuál es el tratamiento? 

En la farmacia conseguir lociones o champús medicinales contra los piojos que están aprobados y que se adapte a cada persona (edad, tipo de piel, etc.).

Es muy importante saber que el medicamento no debe aplicarse en niños de 2 años o menos o si está embarazada o amamantando sin consultar primero a su médico. 

Ni utilizar sustancias peligrosas como gasolina o querosén, ni medicamentos fabricados para el uso en animales que pueden poner en riesgo tu salud.

La principal y casi única medida preventiva es revisar regularmente la cabeza de los niños y de las niñas. Así que no olvides que en esta época de calor la presencia de piojos en la cabeza, no debe considerarse algo vergonzoso ya que es muy frecuente en nuestro entorno y, aunque los niños, niñas y adolescentes son los que principalmente la padecen, pude afectarnos a todos.

¿Quieres dejar un comentario?